jueves, 16 de mayo de 2013

Sinopsis:Jugando con el Destino


Desde que tengo memoria recuerdo que siempre tenía fuertes dolores de cabeza,mi madre me llevaba al médico y este siempre decía que serían migrañas y me recetaba unos medicamentos que nunca me hacían efecto.Siempre estaba faltando a clase pero nadie se daba cuenta.El día que cumplí cinco años fui a clase,ese día jugamos a las palabras encadenadas pero teníamos que escribir la palabra en la pizarra.Cuando me toco tenía que escribir una palabra que empezase por ¨Men¨,toda la clase estaba callada para que yo pudiera pensar,me vino a la cabeza la palabra ¨Mente¨ y en ese momento toda la clase empezó hablar.Yo estaba intentando escribir la palabra en el encerrado pero con todos hablando no era capaz,yo en esa época iba mucho mas retrasada a lo referente a escribir que al resto de la clase,las voces cada vez eran mas claras y altas.No aguantaba mas,cerré los ojos y me giré hacía la clase.
-¡Callaos!-Grité y abrí los ojos.
Para mi sorpresa nadie estaba hablando,todos estaban callados y mirando.No entendía nada,yo había escuchado voces.La profesora se arrodillo a mi lado y me miró.
-¿Estas bien Daniella?-Me preguntó mientras me acariciaba el pelo,yo solo asentí.
Me volví a girar,intenté escribir la palabra y fui capaz.Volví a mi sitio y me quedé callada,miré a una de mis compañeras de mesa que me estaba mirando raro.
-Esta loca.-Le escuché decir.
-¡Yo no estoy loca!.-Le dije gritando.
Toda la clase se quedo mirándonos,la profesora se acerco a nuestra mesa.
-Kelly,¿la llamastes loca?-Le preguntó la profesora.
Kelly negó con la cabeza.
-Es mentira yo la escuche que decía que estaba loca.-Le dije a la profesora.
-Yo no dije que estuviera loca,se lo juro profe.-Dijo Kelly.
-Daniella será mejor que llamé a tus padres para que vengan ha buscarte.-Me dijo la profesora mientras se ponía de pie.
La profesora me agarró de la mano y nos dirijamos al despacho del director,la profesora explicó lo que pasaba y el director llamó a mi casa.Al cabo de unos veinte minutos mis padres entraron en el despacho,mi padre fue ha hablar con el director y mi madre se puso de cuclillas delante mía.
-Daniella,¿estas bien?-Me preguntó mi madre,solo asentí.
Miré que mi padre estaba hablando con el director pero no sabía de que,los miré fijamente y los empecé ha escucharlos.No se lo dije a mi madre porque seguro que pensaba que estaba enferma o loca.
Esa misma noche escuche a mis padres discutir que hacer conmigo pero yo sabía que era imposible escuchar discutirlos ya que el despacho de mi padre estaba abajo y mi habitación arriba en la otra punta de la casa,sabía que siempre que se encerraban en el despacho era para discutir pero nunca los escuchaba como los había escuchado esa noche.

Al día siguiente mis padres me habían comunicado que a partir de ese día me darían clases en casa,al principio me pareció una buena idea pero a medida que pasaba los días,semanas,meses y años ya no me lo parecía.
Cuando tenía doce años mis padres se mudaron a Nueva York,los había conseguido convencer de que me dejaran ir al instituto como cualquier adolescente de mi edad.Siempre estaba con mis auriculares,en clase me los quitaba y tenía mi mente ocupada pero cuando salíamos me volvía a poner los auriculares,todo el mundo al principio le parecía normal pero cuando miraba que no me relacionaba con nadie empezaron a pesar que era una solitaria.
Por aquella yo ya sabía lo que me pasaba y para evitar que sucediese siempre estaba escuchando música,al principio era clásica pero al cabo del tiempo puede escuchar música como las demás personas.Casi todos los días miraba en las noticias que la OCM detenía a gente parecida a mi y los mataba por poder hacer cosas que al resto del mundo no podía,sabía que si sabían lo que yo podía hacer me matarían excepto que hiciese un trato con ellos donde les jurase que los ayudaría a encontrar a mas gente como yo a cambio de que me dejasen con vida pero encerrada en una prisión especial cosa que nunca aria ya que prefería que me matasen que traicionar a gente como yo.
Una tarde saliera ha dar un paseo,al cabo de un rato me había metido por un callejón.En ese momento me quité los auriculares por alguna razón que desconozco,en ese momento en el medio del callejón apareció de la nada una chica rubia.Estaba de espaldas ami,me concentré para saber lo que estaba pensando ya que pensaba que a lo mejor trabajaba para la OCM pero por lo que conseguí saber leyendo su mente no trabajaba para ellos.Se giró y se quedó sorprendida de que la hubiera visto,me fijé que era blanca de piel y tenía los ojos azules.Pude leer en su mente que pensaba que le aria daño si no se iba,no quería que se fuese ya que era la primera persona que conocía en persona que era como yo.
-Espera por favor.-Le dije aunque era una suplica.-No te aré daño.
Se quedó mirando como si no entendiera como sabía que lo que pensaba que le aria daño.
-¿Quien eres?-Me preguntó,notaba que estaba a la defensiva.
-Me llamó Daniella.-Le dije.-Y tu Nicole ¿no?
Ahora si estaba aun mas sorprendida,no pude evitar decir su nombre.
-¿Como lo sabes?-Me peguntó.
-Porque soy como tu.-Le dije.-Bueno no me puedo teletransportar pero hago otra cosa.
Se quedó pensando y dijo-Puedes leer la mente.-En ese momento se relajo,yo le hice una seña para que bajase el volumen.-Lo siento es que eres la primera persona que conozco igual que yo.
-No pasa nada y también eres la primera persona que conozco igual que yo.-Le dije y nos echamos a reír.
Desde ese día nos hicimos inseparables y mejores amigas del mundo.Nos protegíamos una a la otra y ayudábamos a mejorar nuestro poder.
Al cabo de un año y medio mis padres se mudaron a Seattle pero Nicole me seguía visitando y eso me gustaba.Mis padres no sabían de su existencia y tampoco quería que lo hiciesen.
Al cabo de seis meses nos volvimos a mudar pero esta vez a Portland,como era mayo mis padres decidieron que lo que quedase de curso lo daría en casa y que pal año me matricularían en el instituto.
Un día a finales de mayo Nicole y yo estábamos dando una vuelta cuando note que alguien nos seguía,se lo conté a Nicole y decidimos hacerle una trampa.En un determinado momento nos separamos y la persona que nos seguí fue detrás de Nicole,esta se metió en un callejón sin salida pero se teletransporto justo detrás de la persona que nos seguí.Yo aparecía al lado de Nicole tan rápido como pude,me concentré en la persona que nos siguió.Nicole cogió una barra de hierro del suelo,esta se acerco mas a la persona que nos siguió pero esta tropezó y cayó al suelo.
-Nicole no.-Le grité,esta se dio la vuelta y se me quedó mirando.
-¿Por qué no me golpeas?-Dijo una voz femenina.
-Porqué no puedo.-Le contestó.-¿Por qué nos seguías?
-No os lo pienso decir.-Nos dijo.
-No hace falta porqué yo lo se.-Le dije a la joven.-Pude ver el futuro.
-Parece que estamos de mismo lado.-Dijo Nicole ofreciéndole la mano para que se levantara del suelo.-Esta es Daniella y yo Nicole.
-Lily.-Dijo la joven.
-Nos vistes ¿no?-Le preguntó Nicole y Lily asintió.
Aunque Nicole y Lily se pasen todos los días discutiendo se hicieron amigas.Lily era una chica muy maja si la conoces pero muy poca gente lo sabía.
Ha pasado un año y cuatro meses y seguimos las tres siendo amigas aunque Nicole viva en Toronto y Lily yo fuéramos a distintos institutos.
Faltaban dos días para que acabasen la vacaciones de verano y empezasen la clases y eso significaba vuelta a la rutina.


_____________________________________________________________
Muchas gracias Eva por ayudarme y aguantarme todos los días,eres una muy buena amiga y la sinopsis te la dedico a ti ^^.Un beso =)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por comentar ^^